Monte Hermoso: otro fin de semana con 21 autos secuestrados

Durante el pasado fin de semana, la Guardia Urbana Municipal volvió a retener las licencias y los vehículos de 19 conductores con alcohol en sangre y 2 por “presunción”, ya que se resistieron a realizar correctamente la prueba de alcoholemia, ley que rige desde el 1° de enero en toda la Provincia de Buenos Aires.

Tal como ocurrió durante el primer fin de semana del año, se retuvieron la misma cantidad de vehículos cuyos conductores deben enfrentar multas en muchos casos que alcanzan los 200 mil pesos.

Esta medida apunta a disociar al alcohol de la conducción, una de las principales causas de siniestros viales graves, ya que en al menos 1 de cada 4 incidentes de tránsito con víctimas, alguno de los conductores circulaba bajo los efectos del alcohol, siendo la primera causa de muerte de menores de 35 años.